Close

POR LA INFANCIA

ACUERDO NACIONAL

Los primeros años de vida son determinante de las oportunidades futuras, por eso los niños serán nuestra prioridad.

Los primeros meses y años de vida son fundamentales para:

• El desarrollo físico, intelectual y emocional de nuestros niños.

• La igualdad de oportunidades de nuestros niños.

• La construcción de una sociedad más justa.

El Estado, el Sename y la Sociedad Chilena están fallando gravemente en el cumplimiento de esta obligación moral, lo cual genera grandes sufrimientos y privaciones a nuestros niños vulnerables y compromete gravemente el proyecto de construir una sociedad más justa, más inclusiva y con mayor igualdad de oportunidades.

Llegó el momento de tomar el toro por las astas y realizar una trasformación profunda que mejore las oportunidades y calidad con que cuidamos a nuestros niños vulnerables, lo que sin duda exigirá importantes recursos adicionales y sustanciales mejoras en la gestión del Sename, de los organismos colaboradores, del estado y de la Sociedad Civil.

En el caso de niños pertenecientes a hogares vulnerables existe una obligación moral del Estado y de la Sociedad Civil de ayudar a esos niños vulnerables y a sus familias a superar sus carencias y poder desarrollar en plenitud los talentos que Dios les dio.

1. Crear el Ministerio de la Familia y Desarrollo Social (MFDS) y Transformar la Subsecretaría de la Niñez en la Subsecretaría de la Familia e Infancia.

El próximo gobierno pondrá en el centro de la política social a las familias a través del MFDS. Éste cumplirá un rol coordinador de las políticas sociales, las que serán articuladas en torno al ciclo vital de las familias. En el caso de la infancia, se coordinarán las políticas provenientes de otros ministerios (por ej. salud, educación, etc.), de manera de asegurar que:


i) los niños, niñas y adolescentes (NNA) obtengan las atenciones que requieren, velando por los más importante de todo, el cumplimiento de su derecho a vivir en familia,


ii) las familias reciban el apoyo necesario para desarrollar íntegramente a sus niños y que éstos lleguen a ser adultos plenos. La política actual desconoce a las familias, muchas veces interviniendo solo a los niños y olvidándose que lo que le pasa a los niños es muchas veces solo un síntoma de las vulnerabilidades familiares. Las principales funciones de la nueva institucionalidad será:


a. Establecimiento expreso de la obligación de coordinación interinstitucional, con sanciones drásticas en caso de inobservancia para ejecutar la referida política pública.


b. Elaboración de una política pública que disminuya al máximo la deserción escolar y permita la adecuada nivelación de estudios en los CREAD y centros residenciales de organismos colaboradores.


c. Asegurar que los niños, niñas y adolescentes atendidos por el SENAME accedan a una educación de calidad, que atienda íntegramente sus necesidades particulares.


d. Garantizar el acceso de niños, niñas y adolescentes a una adecuada asistencia sanitaria, por medio de la creación de un protocolo social y de salud obligatorio para todos los niños, niñas y adolescentes que reciben atención en centros propios u organismos colaboradores. Dicho protocolo contempla además la elaboración de una completa y exhaustiva evaluación social y de salud a cada NNA al inicio de su atención, en el SENAME o sus programas, que permita comprender el estado de salud, tanto física como mental, en que se encuentran, de manera de adoptar las medidas de derivación que garanticen un adecuado derecho a la salud.

2. Traspasar a dicha Subsecretaría el subsistema Chile Crece Contigo y potenciar los programas que existen para ayudar a que los niños alcancen su pleno desarrollo.

Actualmente estamos llegando tarde, necesitamos tener más mecanismos de prevención y de alerta temprana para así poder evitar que los niños ingresen al sistema de protección, y que si llegan, podamos intervenir a tiempo, evitando que ingresen con el nivel de daño que lo hacen actualmente.

3. Cambiar el foco de la atención hacia el trabajo con las familias:

a. Promover la pronta reunificación familiar para los niños que se encuentran en medidas de cuidado alternativo, asegurándose que la oferta de políticas sociales del Estado le entregue lo que estas familias necesitan para poder cuidar de sus hijos.


b. Potenciar la red de Familias de Acogida que permitan, como solución transitoria, a los niños que no pueden estar con sus familias, poder crecer en el seno de una familia. 

4. Modernizar la Ley de Adopciones mediante una reforma integral al sistema:

5. Crear dentro de la nueva Subsecretaría el nuevo Servicio de Protección a la Infancia, con protección efectiva a los niños más vulnerables y fortaleciendo su derecho a vivir en familia.

a. Dotar a los servicios de sistemas de información integrados y modernos, de forma de hacer seguimiento y monitoreo de la atención que reciben los niños y jóvenes.


b. Adscribirlos al Sistema de Alta Dirección Pública


c. Implementar un sistema formal y periódico de capacitación y especialización para funcionarios del servicio y de organismos colaboradores que ejecuten programas subvencionados por el Estado.


d. Establecer requisitos de estudios, habilidades e historial (sumarios, evaluaciones, etc.) de los funcionarios de Sename que pasarían a formar parte de cada servicio.


e. Incorporar a la familia y niños (as) inimputables como parte del sujeto de atención, generando la oferta programática necesaria para su intervención.


f. Considerar recursos para llevar a cabo las reformas y mejoras necesarias para la operación y gestión de este servicio.

6. Llevar a cabo un catastro nacional de NNA en el sistema residencial. Esto incluye levantamiento de información en 3 aristas:

a. Operativo médico público-privado, que permita verificar y garantizar la seguridad, integridad y situación de salud física y mental para NNA en programas residenciales y de familias de acogida para evaluar necesidades y brechas de oferta en el sistema público. Esto pretende además detectar casos graves y levantar alertas que permitan evitar muertes de NNA en el sistema.


b. Catastro de NNA en situación de calle, el cual se hizo por última vez en el año 2011.


c. Catastro de infraestructura y equipamiento en centros residenciales, e identificar brechas en base a requerimientos y necesidades educacionales de los NNA bajo tutela del Estado.

7. Fortalecer la colaboración de la sociedad civil, ya que cuidar de nuestros niños es tarea de todos y el rol que realizan organismos como el Hogar de Cristo es fundamental.

a. Crear una Ley Única de Subvenciones, para mejorar la asignación de recursos del Estado a los organismos colaboradores. 


b. Potenciar el trabajo que realizan los Organismos Colaboradores, con mayores recursos y estableciendo estándares de calidad elevados y claros. 


c. Mejorar la transparencia de los organismos colaboradores acreditados, tanto en su constitución, financiamiento, situación financiera, uso de recursos públicos, gestión, orientaciones técnicas y resultados obtenidos, de manera de evitar la duplicación de funciones, el mal uso de recursos, la existencia de conflictos de interés en las actividades de diagnóstico y tratamiento, etc.


d. Aumentar los recursos para mejorar el nivel y el número de las supervisiones técnicas y financieras, de manera que la autoridad respectiva cuente con herramientas útiles para la toma de decisiones, en particular en lo referido a la pertinencia y eficacia de los procesos de intervención en niños, niños y adolescentes vulnerados y en el buen destino de los recursos. 


e. Cambiar los requisitos y forma de entrega de la subvención, pasando a una que priorice el logro de los objetivos planteados en los correspondientes planes de intervención individual para los usuarios del sistema, de manera de dar continuidad a los programas y asegurando su buen funcionamiento. 

8. Mejorar sustancialmente el sistema residencial:

Hoy 6.500 niños viven en residencias. Gran parte de nuestras propuestas apuntan a mejoras estructurales y de largo plazo, también tenemos que hacernos cargo, y con urgencia, de los niños que se encuentran hoy en las condiciones de mayor necesidad.


a. Subir la subvención base de las residencias al doble de lo que se entrega actualmente, costo estimado en base a diversos estudios y evaluaciones realizadas con el fin de determinar la brecha entre la subvención y el costo efectivo de una atención de este tipo. El anuncio de la Presidenta en la ley de presupuestos va en esta dirección, pero sigue siendo un aumento modesto ($50 mil por niño) que no va a suplir las necesidades existentes. 


b. Determinar nuevos estándares de calidad asociados al aumento de subvención. Por esto el aumento de subvención va a ser paulatino y acompañado de nuevos estándares y exigencias. 


c. Licitar nuevos proyectos residenciales con nuevos estándares y financiamiento.


d. Reconvertir los Centros de Reparación Especializada de Administración Directa (CREAD) en Centros de Unidades Polivalentes: implementar centros hospitalarios y residenciales para NNA con enfermedades mentales severas o trastornos de conducta que puedan brindar un abordaje especializado a los casos más graves en hogares de SENAME (trabajo en conjunto con el Ministerio de Salud). Estos centros deben contar con tres áreas:


1) Hospitalaria, para casos de mediana complejidad que requieran corta y mediana estadía;

2) Residencial, para casos más complejos y aquellos que egresan de la unidad hospitalaria o que requieren tratamientos médicos ambulatorios entregados en la misma unidad;

3) Equipo de Asesorías Clínicas, gestores de casos que siguen la trayectoria de aquellos más complejos hasta que estén estabilizado (equipos intersectoriales que involucran al MDS, MINSAL, Sename y Senda). En la actualidad funcionan sólo con personal del Sename. 

9. Profesionalizar la selección de funcionarios y directivos en el Semane y organismos colaboradores, para asegurar un Sename (o futuro Servicio de Protección de la Infancia) para los niños vulnerables y no para los operadores políticos

a. Mejorar la selección, evaluación, especialización y capacitación de las personas que hoy se encuentran trabajando en la red SENAME. 


b. Formar a los educadores de trato directo para especializarlos en temáticas como apego, salud mental, desarrollo socioemocional, resiliencia, etc. Y aspirara a tener personal capacitado al cuidado de nuestros niños tal como lo tendrá el programa piloto del Hogar de Cristo. 


c. Establecer la obligación para quienes postulan a desempeñar funciones con niños, niñas y adolescentes institucionalizados en alguno de los programas de protección del SENAME, de contar con la aprobación de cursos de formación y perfeccionamiento regular especializado que los capacite en el trato con niños institucionalizados. 

10. Rediseñar la Oferta Programática ambulatoria, con el fin de asegurar mayor calidad, eficiencia y atingencia de las atenciones entregadas

Actualmente parte de los niños que llegan a las residencias han pasado por programas ambulatorios, pero estos no están dando respuesta. Necesitamos una oferta que dé respuesta a los problemas de las familias de hoy y que pueda ser efectiva en reparar y solucionar esas problemáticas evitando así que los niños tengan que ser separados del cuidado familiar. Parea ello proponemos:


a. Terminar con las listas de espera y sobrecupos:

i. Determinar el número de atenciones en lista de espera y atendidas por 80 bis en cada programa. Implementar mecanismos para terminar con las listas de espera y la deuda por sobrecupos.

ii. Licitar nuevos proyectos para atender a la demanda efectiva, adaptando así el servicio a la demanda existente y no viceversa, como ocurre actualmente. 


b. Realizar una revisión integral de las modalidades y requerimientos contractuales para desarrollar programas de protección que se ajusten a las necesidades de cada niño, considerando sus realidades territoriales y sociales, de forma de mejorar y diversificar las atenciones disponibles, promoviendo la participación de la sociedad civil en la protección de los niños más vulnerables de nuestra sociedad.

i. Revisar, actualizar y renovar los convenios de colaboración del Sename con otros servicios, necesarios para la atención integral y óptima de los NNA en el sistema de protección.

ii. Eliminar o reducir significativamente la oferta de programas de Diagnóstico Ambulatorio (DAM). 

iii. Entregar mayores facultades a las direcciones regionales para modificar y adecuar las bases de los programas que se licitan, centrándose en evidencia respecto a las necesidades de los NNA y sus particularidades, y dando un enfoque territorial a la oferta de programas (hoy tenemos una oferta uniforme y sabemos que las necesidades de los niños en Chiloé no son las mismas que los niños de Arica). 

iv. Evaluar los programas actuales de Sename y flexibilizar las bases técnicas en cuanto a requerimientos y financiamiento, de modo de crear una oferta programática más atingente a las realidades de los niños, su familia y el contexto en el que viven. 

11. Mejorar el sistema de derivaciones que hacen los Tribunales de Familia a los programas de la red del Sename, a través de la existencia de protocolos de actuación que permita la orientación adecuada.

12. Crear el Sistema Alerta Infancia, nuevo sistema integrado y articulado de información para el seguimiento, monitoreo y evaluación de los NNA:

a. Sistema de información en línea entre los distintos Ministerios y Servicios Públicos y con los Tribunales de Familia.


b. Definición de indicadores para evaluar anualmente los avances y brechas en la protección de NNA, tanto a nivel programático como a nivel poblacional, permitiendo ver el impacto no sólo en quienes están en el sistema sino también en toda la población. 


c. Nuevo sistema de evaluación en base a los indicadores definidos previamente, incluyendo la realización de un informe periódico que permita ir comparando avances. 


d. Sistema de información integrado con otras bases de datos (MINEDUC, Programa 24 Horas, Salud, IPS, Registro Social de Hogares, Tribunales de Familia, etc.), que permitan tener la mayor cantidad de información disponible al momento de definir las intervenciones. 


e. Sistema de seguimiento y monitoreo de los NNA que han salido del Sistema de Protección y Justicia Juvenil, para evaluar si se han cumplido los objetivos de reparación y reinserción social.

13. Implementar un sistema de defensoría para NNA en el sistema de protección, con abogados que lleven las causas judiciales desde su inicio al término de las medidas de protección, de modo de asegurar el interés superior del NNA en todas las etapas de la tramitación de la causa.

No es posible que quienes han cometido un delito cuenten con un abogado que los defienda, pero en el caso de los niños no hay un abogado que vele por sus intereses. 

14. Garantizar cobertura universal a jardines infantiles para sectores vulnerables. Nuestro Programa de Gobierno contempla Acceso Universal a la Educación Parvularia a partir de los 2 años (se creará una nueva subvención preescolar, regular y preferencial).

15. Creación de una Comisión Permanente de Infancia y nombramiento de un Ministro coordinador de la reforma a la infancia

Creación de una Comisión Permanente de Infancia integrada por el Poder Judicial, Legislativo y Ejecutivo, que revise y evalúe el cumplimiento de las medidas propuestas para los NNA


 Nombramiento de un Ministro coordinador de la reforma a la infancia (Ministro de Familia y Desarrollo Social), el que será acompañado en el proceso por un panel transversal de expertos de la sociedad civil.